Home / News | Noticias / GAMONEDA FIRMA EL MANIFIESTO EN APOYO A LAS REVUELTAS POPULARES DE IRÁN (2018)

GAMONEDA FIRMA EL MANIFIESTO EN APOYO A LAS REVUELTAS POPULARES DE IRÁN (2018)

Una revolución poderosa no necesita líder”:
en defensa de un Irán obrero, feminista y cultural

Junto a otro gran número de intelectuales iraníes en el exilio, el poeta Mohsen Emadi ha lanzado un manifiesto en apoyo a las revueltas populares de Irán, que ya cuenta con los apoyos de figuras como Paul Auster, Guadalupe Nettel, Mario Bellatin, Mary Jo Bang o Antonio Gamoneda.

Por LUNA MIGUEL
(publicado en Play Ground, el 4 de enero de 2018)

“Los iraníes hace tiempo que nos buscamos. Ahora nos hemos encontrado los unos a los otros en las calles, en las fábricas del dolor, en las oficinas del sufrimiento, en las universidades de la asfixia, y en nuestras escuelas heladas […] Miramos nuestro pasado con pesar y dolor. Después de un siglo, hemos aprendido que un levantamiento poderoso no necesita líder o salvador. Lo que necesitamos en nuestra lucha contra la dominación tiránica es perseverancia, dignidad y una organización sólida”.

Este es uno de los reclamos que puede encontrarse en el manifiesto que los intelectuales iraníes en el exilio publicaban el pasado 2 de enero en ‘The Grapes of Warth’ [Las uvas de la ira], una web creada por ellos mismos con el propósito de dar a conocer “lo que ningún medio occidental está contando sobre las recientes revueltas obreras de su país”. Es precisamente el carácter popular de estas manifestaciones lo que está haciendo triunfar a una lucha que hoy parece imparable en su camino para derrocar a un régimen corrupto y opresor. Frente a las silenciadas revueltas del “movimiento verde” —una movilización de la clase media-pudiente cuyos líderes se encuentran bajo arresto desde 2011— los manifestantes que a finales del pasado diciembre volvían a tomar las calles —primero de las zonas más rurales y castigadas y ahora, poco a poco, de las grandes ciudades— pertenecen a sindicatos obreros, a grupos feministas y a movimientos estudiantiles preocupados por buscar una unión poderosa de las clases bajas y medias del país, y no tanto por encontrar a un “salvador” que les lidere.

Para Mohsen Emadi, activista y poeta exiliado en México, la “revolución de los pobres” se ha convertido en una guerra contra un enemigo de tres cabezas. Por un lado, la ciudadanía tiene frente a ella a un gobierno y a una milicia conservadores y corruptos, dispuestos a usar su fuerza con tal de mantenerse en el poder. Por el otro, Irán ha encontrado en Donald Trump un “falso aliado”, que con sus declaraciones interesadas a favor de las revueltas ha intentado fagocitar las luchas de aquellos a los que en verdad busca oprimir. Y por último, la tercera cabeza estaría formada por ciertos medios y partidos políticos de izquierda occidentales, que en su inacción y pasividad ante el conflicto habrían dejado al pueblo iraní sin compañeros de lucha.

Emadi cree que este silencio y esta ausencia de apoyos internacionales a las protestas tiene que ver con el miedo a posicionarse en un conflicto marcado por la falta de información y por el peligro de acabar en una situación parecida a la que en los últimos años llevaría a Siria o Egipto a la ruina. “Leyendo la prensa internacional”, cuenta el poeta a PlayGround, “parece que si apoyas las revueltas estás con Trump” y con los que quieren convertir un país sumido en la miseria de los fanáticos en otro país sumido en la miseria de los capitalistas. Por eso, para él fue decisiva la redacción de este manifiesto poético con el que decidieron inaugurar el espacio de ‘The Grapes of Wrath’. Un texto que a pesar de ir firmado por figuras de enorme peso internacional —como Paul Auster, Antonio Gamoneda, Mary Jo Bang, Mario Bellatin, Siri Hustvedt, Charles Bernstein o Guadalupe Nettel— no ha tenido apenas repercusión ni visibilidad. “Muchos intelectuales de izquierda se están quedando en una lucha pasiva. Pero eso ya no es una lucha. Estas protestas también nacen contra la comodidad. Y ahora más que nunca tenemos que buscar el modo de dialogar activamente. El pueblo está más adelante que nosotros. Nuestra obligación es acompañarlo. No hacer nada, ahora, también sería quedarse del lado de los poderosos”.

¿Pero qué se puede hacer desde aquí? ¿Cómo apoyar desde fuera? ¿Cómo ayudar desde la lejanía del exilio? Lo que Mohsen Emadi propone es escuchar. Compartir los vídeos y los cánticos que los jóvenes suben a las mismas redes sociales que el gobiernos les prohíbe usar y que ellos sortean y hackean como pueden. Propone alejarse de las declaraciones de altos mandatarios de países que sólo buscan sacar rédito al sufrimiento de los iraníes. Propone hablar con exiliados y refugiados en Estados Unidos y Europa para entender los motivos que han llevado a tantas personas a abandonar un país que lleva un siglo tensándose y oscureciéndose. Propone no tener miedo a formar parte de “la revolución de los pobres”. Porque, resumiendo en pocos versos:

“Pedimos vida, no guerra.
Hacemos un llamamiento al diálogo y al respeto, no al silencio.
Pedimos memoria, no amnesia.
Buscamos dignidad, no insultos ni humillación.
Nos levantamos por la libertad, no por la represión.
Queremos democracia, no una ilusión de ella.
Buscamos que se aplique la justicia contra los dictadores tiránicos”.

[Para firmar el manifiesto y obtener más información, puedes hacerlo aquí.]

(La noticia entera: AQUÍ)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *